Heb

Alimentos congelados

Almacenar alimentos a bajas temperaturas disminuye significativamente los cambios microbianos, químicos y enzimáticos de los productos, y por tanto, ayuda a mantener la calidad del producto y aumentar su vida útil.

Sin embargo, los fabricantes de este sector deben evitar cambios no deseados durante el transporte, almacenamiento y descongelación, como la migración de agua y los daños estructurales causados por el crecimiento de cristales de hielo.

Aquí es donde la experiencia de Galam entra en escena. Ofrecemos ingredientes de alta calidad como fructosa cristalina no transgénica y mezclas de azúcar únicas que pueden minimizar estos efectos. Los laboratorios de aplicaciones de Galam son ideales para ofrecer soluciones expertas y personalizadas que dan respuesta a las necesidades específicas de los fabricantes de alimentos congelados.